Search
  • infoevapuig

A través del autorretrato

Updated: Jan 24, 2020





¿Cómo empezó todo? Esto de la foto quiero decir. Yo, que soy mujer de palabras...cómo empecé a expresarme con imágenes? Aunque es un universo paralelo al del logos, ambos conviven en mi. Ambos forman parte de mi.


Fue en especial durante el último año que la fotografía entró en mi vida, o tal vez no se trate de fotografía, sino del mundo visual. Aunque siempre estuvo ahí, siempre fui una persona eminentemente visual, pero el último año, a raíz de un proceso en el que me formé en hipnosis clínica, lo visual empezó a tener relevancia. Y no paré de hacer fotos, y empecé a dibujar, cosa que no hacía desde que era niña.


En ese proceso me encontré con el autorretrato. A raíz de un reto que hice con Rebeca López Noval para trabajar la autoestima a través del autorretrato. Para mi fue revelador. Aunque tal vez empezara un poco antes, cuando hace un par de veranos, empecé a retratarme buscando a la mujer detrás de la madre. Empecé a retratarme en una búsqueda donde cada click era una respuesta a la pregunta quién eres. Quién está detrás de la máscara (porque todos llevamos máscaras, múltiples máscaras)?


Con el reto de Rebeca empecé a hacer la búsqueda más consciente. También retraté las distintas máscaras. Aprendí a ponerme delante del objetivo. Incluso me gustó esa intimidad con el mismo. Ser yo fotógrafa y fotografiada. Aprendí a jugar, a jugar mucho. Y ya no dejé de hacerlo.


Recuerdo un día de madrugada. No podía dormir porque había tenido un disgusto. Decidí coger la cámara y hacerme fotos. Como un acto de exorcismo . Retratar la tristeza para exorcizarla. Funcionó. La tristeza fue menos tristeza. La pasé a la foto, a la cámara. Me la expulsé un poco de encima. Y esa imagen me ha acompañado siempre, también, como un recuerdo de un límite que no hay que cruzar. Como recuerdo de una noche en que me dije: basta, se acabó.


El autorretrato, que no el selfie, me permitió buscarme, expresarme, recrearme, definirme y a la vez explorar áreas de indefinición, darme cuenta de los infinitos rostros que tengo, amar a todos mis personajes, amar mis defectos, o lo que yo definía como tales...El autorretrato me ayudó a hacer una cartografía de mi cuerpo, siempre infinita y cambiante.. o tal vez sería mejor decir una cartografía de mi alma.


Y sigo, buscándome y recreándome a través del objetivo. Como Sísifo.



22 views0 comments

Info.evapuig@gmail.com

615 42 63 73

Barcelona- España

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now